Nos han engañado, nos hemos dejado engañar, haciéndonos creer que estamos en crisis, cuando no lo estamos… La crisis no existe…El mundo, los mercados y los países nunca están en crisis, tan sólo están. Solo los seres humanos, y las empresas, entramos en crisis  y entramos cuando no aceptamos el mundo en el que nos ha tocado vivir. La realidad puede ser cruel, dura, insegura y cambiante, pero es el resultado del entorno en el que vivimos, motivo por el que la debemos aceptar y encajar. En caso contrario, estaremos en crisis hasta que aceptemos sus designios.
Brindo por el mundo en el que vivimos y por el amor que hay en sus entrañas.
La vida es bella y tenemos la obligación de disfrutar de sus efluvios. No dejemos que algún indeseable nos la malogre, recordemos que la mayoría somos personas normales, aunque nos hemos vuelto algo perezosas.